Son Servera evoluciona hacia la mejora de la seguridad y la dinamización con una reordenación del tráfico y la ampliación de la zona ACIRE

Son Servera evoluciona hacia la mejora de la seguridad y la dinamización con una reordenación del tráfico y la ampliación de la zona ACIRE

El Ayuntamiento de Son Servera apuesta decididamente por un proyecto peatonal del centro y en los beneficios que ésto puede suponer en cuanto a seguridad, medio ambiente y disminución de la contaminación ambiental y acústica, y también en cuanto a la dinamización del comercio local, restauración y economía en general. 

Por todo esto, y siguiendo con el ejemplo de pueblos vecinos como Artà, Manacor o Sant Llorenç, se iniciará en el casco urbano de Son Servera un plan de movilidad que incluye el cambio de circulación de algunas calles, la ampliación de la zona ACIRE y la implantación de badenes para el control de velocidad.

De este modo, la re ordenación se divide en tres partes:

Ampliación de la zona ACIRE. La zona ACIRE es una área de circulación restringida donde solo tienen acceso residentes y vehículos de emergencia. En el municipio de Son Servera esta área existe ya de forma limitada en una parte del núcleo y en funcionamiento desde el 2016 con aceptación y funcionalidad. Es por eso, y con el objetivo de seguir haciendo del centro de Son Servera un lugar seguro que permita dinamizar el eje neurálgico de Son Servera y dar vida al centro, aumentando la seguridad de los peatones y haciendo del pueblo un lugar más humano y apto para los más pequeños, se ha decidido ampliar el área de esta zona y hacerlo también de forma atemporal. Así, a partir de la implantación de esta reordenación, las callesde Pere Antoni Servera, del Tren y de Sant Antoni formarán también parte de esta zona restringida. La restricción del tráfico en la zona ACIRE será durante las 24 horas del día y solo se permitirá el acceso a personas autorizadas.La intersección de la calle Doctor Esteve y de la callede Orlandis marcará el inicio de la zona ACIRE.

Cambios circulatorios en la calle Major y en la plaza de Sant Joan. La calle Major pasará a ser de bajada y la plaza de San Joan se cerrará y se desviará la circulación hacia la calle del Sol. Esta plaza es parte de la nueva zona ACIRE.

Instalación de badenes y señalización en la calle de Joana Roca. Para reducir la velocidad en este tramo y dar prioridad a los vehículos que vienen de las calles de arriba.

La zona ACIRE se vigilará con cámaras. El Ayuntamiento sacará un censo de todos los coches empadronados en las calles de la zona ACIRE para que éstos puedan entrar a la zona sin problema y evidentemente, acceder a sus casas, puesto que las cámaras registrán las matrículas. En caso de no tener el coche empadronado en las calles ACIRE pero hacer uso justificado de éstas se tendrá que hacer una instancia y se estudiará cada caso concreto. Así mismo, también se habilitarán opciones y aparcamientos de carga y descarga para los proveedores de la zona y para personas con movilidad reducida.

Además,durante el primer mes desde el inicio del cambio se informará mediante notificaciones de correo de si se ha accedido a la zona restringida sin permiso para concienciar y  otorgar un margen de adaptación en la nueva situación. En cualquier caso, esta notificación será solo informativa y no sancionadora durante este período.

Hay que comentar también que se permitirá en todo momento el acceso a la puerta del Ayuntamiento para facilitar el acceso de cualquier persona. La calle de la Iglesia, sin embargo, cambia de sentido y será de subida; por lo tanto, se podrá pasar subiendo por ésta y se bajará por la calle de Frai Garí.

Para hacer efectiva esta ampliación y reordenación, el Ayuntamiento ha estudiado a fondo la situación. Se han realizado numerosos estudios e informes profesionales como el de la consultoría de movilidad y transporte CINESI, con el cual se ha podido hacer la reconducción de la manera más óptima para el tráfico.

Durante todo el proceso se ha hecho una revisión y un cambio de señalización en las intersecciones y calles afectadas, así como también se han habilitado todo un grupo de nuevas plazas de aparcamiento en los últimos años que permiten dar este paso hacia la evolución hacia una ciudad más segura, sostenible y que da prioridad a las personas y no a los vehículos. En total hay habilitadas en la zona 155 plazas de aparcamiento, situadas entre tres y seis minutos a pie del centro.

A partir del próximo lunes,tendréis policías y personal de brigada en las calles afectadas para informaros y resolver cualquier duda.


Fecha de publicación: 14/08/2020

 

 
 

Plaça de Sant Ignasi 1. 07550 Son Servera (Illes Balears)

Teléfono: 971 567 002 | Fax: 971 568 101

ajuntament@sonservera.es - incidencies.portal@sonservera.es